Igualdad de planos

CAMBIAR EL MUNDO

¿Se imaginan que las empresas dejarán de donar, de hacer voluntariado corporativo, de regalar sus servicios y de donar materiales al tercer sector?

Y os imagináis sí en vez de filantropía hicieran del impacto social una parte totalmente estratégica para la cuenta de resultados de sus organizaciones.

Tengo la total seguridad de que CAMBIARIAMOS EL MUNDO.

Cambiar el mundo es vincular los objetivos empresariales al logro de fines sociales.
Cambiar el mundo es trabajar desde la igualdad de planos donde desaparecen las figuras de donantes y beneficiarios para ser todos participantes.
Cambiar el mundo es dar la oportunidad de brillar a quien tuvo mayores dificultades.
Cambiar el mundo es hacer de la diversidad uno de los mayores activos de cada empresa.
Cambiar el mundo en definitiva es generar eventos y proyectos responsables capaces de catapultar conjuntamente hacía las mayores metas tanto a las empresas como a las entidades sociales.

Antonio Mateo Santana
Founder – Helping by Doing Foundation

Desconocemos los beneficios del «darse»

Dar puede ser la única manera que desde tiempos ancestrales estamos habituados a entregar apoyo a terceros.

Dar es el mundo de la filantropía, es el mundo de las donaciones, implica desprendimiento de tiempo, dinero o bienes materiales.

Dentro del dar está el voluntariado puntual, empresarialmente llamado voluntariado corporativo, ese tiempo que cedemos para atender esporádicamente necesidades sociales.

El dar produce una gran satisfacción, nos empodera y a la vez nos muestra las caras más sufridas de la vida. Ese puntual contacto se refleja en esta frase que habitualmente sentimos tras realizar una acción de voluntariado “he recibido mucho más de lo que he dado”. 

Repensando dicha frase ¿porqué no hacemos un mayor esfuerzo para equiparar resultados?. Lo haremos, si realmente los equiparamos.

Toda acción filantrópica suele desprenderse de aquello que no toca las líneas estratégicas de nuestras vidas.

Dar además nos subraya que hay dos planos bien diferenciados en este mundo, el que dona y el beneficiario.

Darse es otra cosa, darse es caminar con, darse es un compromiso duradero, darse es ser parte de la solución, es hacerlo parte estratégica de nuestras vidas.

Darse iguala los planos, desaparece el donante y el beneficiario para caminar juntos en pos de objetivos comunes. Darse es vincular tus objetivos empresariales o personales al logro de fines sociales.

Darse no es limitar tus necesidades en beneficio de las de otros, es todo lo contrarío, darse es que mejores tus resultados gracias a la colaboración con fines sociales. Darse es un beneficio mutuo.

Darse no implica desprendimiento, implica emprendimiento.

Darse es hacer ese esfuerzo por una colaboración permanente que realmente sane ambas necesidades.

Dar es una solución momentánea, darse es vincular caminos. Dar es filantropía, darse es estrategia. Estrategia es todo aquellos que hace palanca para alcanzar los objetivos e ilusiones de nuestras vidas.

Desde el mundo empresarial a través de su RSE, o desde el ámbito particular culturalmente hemos aprendido de los beneficios del dar, pero podría decirse que nadie nos ha enseñado los beneficios del darse.

Como todo en la vida cuando el beneficio es mutuo la relación es mas fructífera y por tanto duradera. Por ello “dar” es necesario, pero aprender a “darse” es imprescindible.

Antonio Mateo Santana – Founder – Helping by Doing Foundation

EN MATERIA DE RSE ¿Qué estamos aprendiendo del COVID-19?

Me ha sorprendido como muchas empresas han dado un vuelco a sus habituales objetivos y se han centrado en ver cómo podían combatir con sus herramientas para luchar contra le COVID-19. Quien hacía coches, hace respiradores; quien hacía ropa de moda, hace batas para enfermeras; quien reparte medicamentos, crea infinitas nuevas rutas; …

Algunas empresas han hecho estratégica su RSE durante estos meses, sabiendo que ganar esta batalla era en beneficio de todos. En ello va nuestra supervivencia. 

Qué pasará tras vencer al COVID-19: ¿Seguiremos haciendo de la filantropía nuestra manera de entender nuestra RSE o buscaremos otros métodos?

La filantropía hecha realidad a través de donaciones, ya sean económicas o materiales son necesarias, como también las actividades vinculadas al voluntariado corporativo. Todas estas acciones filantrópicas logran concienciar y además posibilitan la realización de fines sociales. 

Si aprendemos de lo vivido en estos meses seremos conscientes que ayudar a fines sociales exclusivamente desde la filantrópica, hace que nos perdamos lo mejor del apoyo a causas sociales. 

Nos estamos perdiendo el más bello camino que es compartir esos fines sociales dentro de nuestra estrategia de negocio. 

Decía  Amit Bhatia, GSG “La filantropía es una gran herramienta para mostrar empatía hacia causas ambientales y sociales, pero una mejor manera de hacerlo es integrar esa empatía en el corazón del negocio”.

Integrar esa empatía en el corazón del negocio significa:

  1. Buscar que el impacto social tenga también un importante impacto empresarial.
  2. Buscar trabajar conjuntamente desde el ¿qué necesitamos?, y no exclusivamente desde ¿el que necesitas? cómo se hace habitualmente de una manera filantrópica.
  3. Adoptando un nuevo e indiscutible liderazgo y compromiso por parte de las empresas, determinado presupuestos y determinado tiempo como para toda acción estratégica.
  4. Estableciendo una medición de resultados tanto sociales como empresariales. 

¿Somos ahora conscientes de que el apoyo a los fines sociales de una manera estratégica nos permitirán vivir la experiencia profesional más impactante de nuestras vidas?.

Impacta todo aquello que transforma nuestras vidas, toda aquello que logra sacar lo mejor de cada uno de nosotros. 

Si tras el COVID-19 no nos planteamos modificar nuestra RSE es que nos estaremos perdiendo el mejor camino para fortalecer nuestros objetivos empresariales vinculando los mismos a la consecución de fines sociales. 

Tengo la total seguridad de que la primera empresa que utilice la RSE estratégicamente será líder en todos sus paradigmas.

 

Antonio Mateo Santana  – Founder – Helping by Doing Foundation 

CAMBIAR EL MUNDO ES UNA SOLUCION BIDIRECCIONAL

Históricamente ha habido y hay en la actualidad grandes mecenas, personas con enormes fortunas que donan las mismas o crean fundaciones para erradicar males en el mundo.

Podemos estar muy satisfechos de que en África o en la India hayan muchos más pozos de agua, nuevas escuelas o que enfermedades como la polio hayan prácticamente desaparecido. Todo gracias a maravillosas acciones filantrópicas.

Pero tengo la certeza de que el mecenazgo es un camino que aporta soluciones puntuales pero nunca solucionará el mayor problema del mundo que no es otro que el basar nuestra comunicación en el tener, en vez de en el ser. Todo lo que basemos en el tener será filantrópico, habrá dos planos bien diferenciados por su situación de poder, la del donante y la del beneficiario, en cambio todo lo que basemos en el ser será en igualdad de planos, es decir será bidireccional. Porque el ser siempre mira hacía ambos lados. 

La actitud filantrópica no ha logrado erradicar las grandes desigualdades y seguimos pensando que la única solución ante toda desigualdad esta en él donar tiempo, cosas o dinero.

La filantropía es un camino desde el poder. Y como todo camino desde el poder tiene un final que multiplica las desigualdades. El día que desaparezca la filantropía y nos ayudemos desde el ser, es decir hagamos un camino en ambos sentidos, desaparecerán las mismas.

Si erradicamos de todas nuestras acciones la palabra beneficiario, si al encontrarnos con alguien socialmente desfavorecido no solo pensamos en cómo podría ayudarle sino que también le damos la oportunidad de hacer lo mismo con nosotros, la comunicación será doblemente fructífera.

Tengo la seguridad de que si el apoyo con el mundo mas desfavorecido fuera desde la igualdad de planos cambiaríamos el mundo. Tenderíamos infinitos puentes con las necesidades. Las suyas y las nuestras. 

Cambiar el mundo es una solución bidireccional.

Desde Helping by Doing Foundation en cada un de nuestros Eventos y Proyectos Responsables queremos que esta doble mirada sea la base de cada uno de ellos. Lograr objetivos empresariales a través del apoyo a fines sociales significa esto. Significa que no hacemos nada de una manera altruista, toda acción es estratégica para la empresa y su cuenta de resultados. He igualmente para las entidades sociales, es la solución para terminar con sus fines fundacionales, que es en realidad la finalidad de toda entidad social, desaparecer.

La filantropía actualmente es necesaria, pero la igualdad de planos es imprescindible. Igualdad del planos significa un compromiso duradero. Es la base de toda relación para que se convierta en prospera, ya sea de pareja, familiares, amistosas o empresariales.

Digamos que tú ni estas con tu pareja porque le o la estas haciendo un favor eterno, o con tus compañeros de trabajo porque necesitan exclusivamente ellos de ti. En los dos casos el apoyo es de ambos o el recorrido será muy corto. Como la filantropía.

No hay mayor ayuda que dar la oportunidad al otro de hacer lo mismo. 

Antonio Mateo Santana – Founder Helping by Doing Foundation

#RSCEstrategica #IgualdadDePlanos #Eventos Responsables #PiramideResponsable #TogetherWeAchieveMore

copia-de-el-deporte-no-construye-el-caracter-lo-revela-7

Y LA SUERTE QUE TENGO DE HABERTE PODIDO ENCONTRAR

Cuando hace ya seis años comencé la andadura de Helping by Doing Foundation el 1 de julio de 2014, recuerdo que en aquel primer año mi principal labor fue ir a visitar entidades sociales. Labor que sigue siendo una de mis principales actividades.

En una de estas visitas decidí pasar un viernes colaborando como voluntario en una actividad deportiva que realizaba la Fundación Special Olimpics Madrid. Mi función fue entregar medallas a los más de 300 deportistas con discapacidad intelectual que estaban realizando juegos en una piscina.

Uno que por aquella época no era muy amigo de abrazos y menos con desconocidos, a la entrega de la primera medalla la deportista me planto un gran abrazo, fue el primero de 300…

En mi primera visita a la Fundación Gil Gayarre, me resultó muy difícil interactuar con una persona con discapacidad intelectual que ademas sufría enanismo y varias limitaciones más, entre ellas dificultad en el habla. Honestamente me generó rechazo.

Al cabo de un año de visitar frecuentemente dicha fundación tras una comida regresaba a casa pensando que no había reparado ni un solo segundo en todas su «discapacidades». Había comido con él cómo hubiera podido comer con cualquiera de vosotr@s. Regresaba a casa feliz de no haber reparado en sus limitaciones, mejor dicho, de haber superado las mías.

Hace poco he conocido a una gran persona Miguel Silvestre que me contaba su experiencia tras realizar la Transpyr una de las pruebas más duras del mundo en Mountain Bike junto a un equipo formado por ejecutivos de la empresas TRESSIS y deportistas con discapacidad intelectual de la Fundación ALAPAR. Él como director técnico del equipo Tressis Alapar me decía que dormía  junto con los deportistas con discapacidad intelectual porque era impresionante ver como desde que abrían sus ojos se cuidaban los unos a los otros sabiendo las capacidades o discapacidades de ellos mismos y de sus compañeros. Esos ojos tenían una mirada muy diferente a lo normal…

Miguel me decía durante la presentación del video de la prueba que en lo único que se sabía mejor que ellos es como ciclista, que ellos le superaban en todo lo demás.  Que las personas con discapacidad intelectual son personas sin EXTRES, sin COMPLEJOS y sin ENVIDIAS.

A Miguel se le ocurrió invitar a la prueba a Jorge de Maldita Nerea, el cual en la misma presentación nos adelantaba el video de la canción que había compuesto tras vivir esta experiencia. Sencillamente EXTRAORDINARIO.

El problema no son sus discapacidades son las nuestras, que nos hacen no estar preparados para recibirlos. Con lo cual les hacemos vivir en lugares apartados.

Nuestra función desde Helping by Doing Foundation es crear puentes para que el mundo esté preparado para recibir a personas que son «diferentes» a lo habitual, ya sea por discapacidad intelectual o cualquier otro tipo de exclusión social.  A crear una verdadera diversidad. La inclusión es el único camino para volar. La diversidad es la puerta al mayor aprendizaje entre todos los seres humanos. El mayor aprendizaje no está en los libros, está en la DIVERSIDAD.

Llevamos 4 años realizando la actividad Grandes Campeones Capaces de Todo junto a la Fundación Special Olimpics Madrid, donde personas de empresas y deportistas con discapacidad intelectual realizan juegos y practican el baloncesto en una media jornada que podemos decir que es mágica, ya que el final siempre es el desborde de un sinfín de emociones. Empresas como laboratorios Roche, Coca Cola, Gefco, Danone, Laboratorios Pfizer, Línea Directa Aseguradora y hace un par de dias la empresa TERRA Consultoría de Incentivos. Todos han podido aprender que la discapacidad es un motor de capacidades que nos estamos perdiendo por no saber convivir con ellas. Esta actividad es un píldora de lo que nos presenta la película Campeones.

Una de las participantes de esta actividad, nos hizo llegar este testimonio: “Nuestra gratitud y muuucha energía por seguir creando un mundo de iguales oportunidades. Cuando experimentas la inclusión, entiendes por debajo de tu piel que excluir nos hace perder a todos algo precioso”  Paola Flabbi -Manager Desarrollo Productos/Procesos – DANONE.

Para el año 2020 desde Helping by Doing Foundation estamos preparando tres nuevos puentes:

1.- I Liga de baloncesto Unificado que organizaremos junto a la Fundación Special Olimpics Madrid, donde equipos formados por deportistas con discapacidad intelectual y personas de empresas como COFARES o Leroy Merlin (las dos primeras franquicias), durante unos meses vivirán juntos la experiencia de trabajar en equipo. La experiencia de CAMPEONES.

2.- Campus ALAPAR donde extraemos la esencia de los 70 años de esta fundación trabajando para las personas con discapacidad intelectual organizando un Campus para responsables y directivos del mundo empresarial (Trabajaremos la comunicación, trabajo en equipo, superación y diversidad). El 50% de los docentes serán personas con discapacidad intelectual el resto profesionales de la Fundación ALAPAR y también grandes referentes nacionales en estos temas, en general deportistas de elite con y sin discapacidad.

3.- Reto Pilgrim Race 2020, donde le equipo Helping by Doing Foundation estará formado por ejecutivos de grandes empresas y personas con discapacidad intelectual. Miguel Silvestre será nuestro director Técnico.

La discapacidad es el motor de las más bellas capacidades. No hay discapacidad, que no te haga crecer inmensamente en otras capacidades. La discapacidad, es palanca de capacidades.

Como dice Jorge de Maldita Nerea en su canción «Y la suerte que tengo de haberte podido encontrar».

Antonio Mateo Santana – Founder Helping by Doing Foundation