Nuestra Fundación

img_2419
Por eso Helping by Doing es mi más bello sueño

Quizás soñar es el inicio de todo bello camino. Ponerle luces a tus deseos. Por eso Helping by Doing es mi más bello sueño.

Es donde puedo poner lo mucho o poco que sé. Hacer del trabajo tu sueño es el camino verdadero que emprendí hace ya 18 años.  Quedaron atrás muchas pinceladas solidarias, esas que van dando color a una vida.

Soñé con transformar los Eventos Corporativos en lo que ahora llaman Eventos Responsables. Es decir, añadir siempre un impacto social a todo evento empresarial.

Este camino me llevó a lo que ahora es Helping by Doing, una fundación (entidad si ánimo del lucro) que se dedica exclusivamente a la realización de dichos eventos.

Tengo a mis espaldas bellos momentos, aquellos que sabes que están transformando personas. Nadie queda indiferente ante un Evento o Proyecto Responsable. Porque añadir una acción social a un evento es ponerle alma al mismo. Y el alma es la esencia de cada uno de nosotros.

Me enamoré, fue un flechazo a primera vista cuando en el año 2000 construimos aquella escuela en Masai Mara Kenia (durante un Viaje de Incentivo). No paré hasta crear el Día Solidario de las Empresas, con el único objetivo de que las mismas entendieran la belleza de participar en una acción social.

Ahora desde Helping by Doing uno quiere más, mucho más. El Voluntariado Corporativo que es una bella puerta de entrada entre la empresa y el mundo social, pero debe exigirse más, mucho más.

Deseo transformar el mismo en Eventos y Proyectos Responsables de una manera transversal. Tengo la seguridad de que aquella empresa que incluya en todos sus eventos impacto social, será líder en todos sus paradigmas.  Tengo la certeza de que aquella entidad social que transforme gran parte de las donaciones en prestaciones, es decir reciban dinero a cambio de ofrecer un servicio, tendrá la paz que da el saberse que parte de sus necesidades dependen de su buen hacer, no solo de la buena voluntad ajena. 

Las donaciones son un regalo para tus fines, las prestaciones son la compensación por tus fortalezas.

Estamos al inicio del camino, ahora toca ir haciendo más y más Eventos y Proyectos Responsables. Estoy seguro que muchas empresas darán este salto y muchas entidades sociales también.

Descubrir tu labor para este mundo ya es una satisfacción indescriptible. Llegará ese día donde se irán notando esos cambios que hacen del mundo empresarial y social, un lugar mucho más bello.

Por eso Helping by Doing, es mi más bello sueño.

Antonio Mateo Santana – Helping by Doing

piramide-responsable-1
Credibilidad: el valor diferencial

Cada día de nuestra vida vamos generando credibilidad, la misma da como resultado el impacto que tienes en el otro. A la suma de impactos positivos es a lo que llamamos credibilidad.

El camino de la credibilidad no está impune de malos resultados. Ser un referente es el resultado de haberte equivocado muchas veces.

La credibilidad tiene como premisa no cometer los mismos errores. Si los cometes, al menos que sean distintos. Eso querrá decir que tienes distintas oportunidades para mejorar. Para lograr mayor credibilidad.

Tengo la certeza de que una persona con enorme credibilidad tiene que ser a la fuerza una persona valiente. Valiente es la cualidad del aventurero, de aquel que se atreve a hacer las cosas diferentes, a saltar sin prejuicios, a ser indiferente al que dirán, a sortear los miedos para atender las verdades.

Claro está que la credibilidad se sella a base de aciertos, de buenos resultados. La credibilidad es fruto de todo lo comentado anteriormente, aprendizaje ante el error y valentía para afrontar nuevos retos. Dando como resultado éxitos en un camino determinado.

En Helping by Doing nos movemos en un territorio difícil. Conseguir objetivos empresariales a través de impactos sociales, es algo poco habitual al menos en España dentro del mundo empresarial y social. La empresa no tiene por costumbre pagar al generar impactos sociales. El voluntariado corporativo se entiende como una donación en especie “las manos y el talento de sus voluntarios”. Las donaciones a través de concursos u otras modalidades son el formato económico actualmente preestablecido.

Por otro lado las entidades sociales no venden servicios. No están habituadas a hacer de sus fortalezas una fuente de ingresos a modo de “servicios”. Tanto para empresas como entidades sociales las donaciones y el voluntariado corporativo son la metodología del momento.

Por ello es más bella y arriesgada nuestra propuesta. Hacer Eventos y Proyectos Corporativos con impacto social, es pedirle a la empresa que pague por unos servicios con impacto social y a las entidades sociales ser parte de los mismos. Esto es un formato innovador. Totalmente diferente.

¿Es posible?

Aquí tenéis nuestras credenciales logradas a base de impactos empresariales y sociales. Ser conscientes de que cada impacto ha generado una referencia. Ha generado credibilidad.

Credenciales, testimonios y premios dan como resultado nuestras referencias, pasos firmes para alcanzar impactos que hagan que el mundo empresarial y social se retroalimenten. Ambos mundos tienen la necesidad del otro, esta es el valor diferencial de nuestra propuesta.

4768-106
20 para que´s, de Eventos y Proyectos Responsables

Añadir el impacto social a un evento corporativo, da como resultado los siguientes “para que´s”:

  1. Para romper con aquellas cosas que te impiden ser.
  2. Para perder el miedo a decir lo que piensas.
  3. Para entregarte en cuerpo y alma.
  4. Para conocerte mejor a ti mismo y a los demás.
  5. Para eliminar barreras sociales.
  6. Para integrar e integrarte.
  7. Para saber que el género no delimita las posibilidades.
  8. Para sentir la igualdad como un espejo del alma.
  9. Para aprender a trabajar con diferentes capacidades.
  10. Para competir en equipo.
  11. Para hacer de la comunicación un tesoro.
  12. Para ser feliz.
  13. Para comprometerte.
  14. Para abrirte a un nuevo mundo de posibilidades.
  15. Para descubrir diferentes compañeros y/o amigos.
  16. Para encontrarte contigo mismo. 
  17. Para superar los límites.
  18. Para crear nuevas formulas
  19. Para alcanzar mayores objetivos empresariales y sociales.
  20. Para luchar por un mundo mejor.

Cada para qué, lo hemos encontrado en las miles de personas que han vivido la experiencia de un Evento o Proyecto Responsable.

1717525-36348889-2560-1440
HELPING BY DOING – NADAR CONTRACORRIENTE

Una vocación es la máxima expresión del camino laboral. Es el encuentro donde fluyen los talentos. Es el camino donde la constancia se hace hábito. Es cuando la experiencia se transforma en manantial.

Trabajar en Helping by Doing es el resultado de: unir la máxima expresión, con el fluir de los talentos, la constancia como hábito y la experiencia como manantial. Es una vocación total.

Sin vocación no podríamos nadar contracorriente. Trabajamos para ser parte de la transformación del mundo social y empresarial. Para que las empresas y entidades sociales se relacionen cada día más a través de eventos y proyectos responsables. No solo de donaciones y voluntariado corporativo (que también).

Trabajamos junto con las entidades sociales para crear servicios responsables, extrayendo las fortalezas de las mismas. Trabajamos con las empresas para que de una manera estratégica incluyan los eventos y proyectos responsables.  Para que inviertan en ellos en pos de un mayor impacto empresarial y social.

Hace unas semanas tras el ultimo evento responsable del pasado año, nos llego este feedback de varios participantes:

“Me pareció todo muy natural . A pesar de las condiciones ambientales y demás… . Son un ejemplo por su  constancia, superación  e ilusión. Es  muy  agradable  cuando no hay  filtros entre nosotros. Como se comento un  acierto utilizar el deporte  para el Espiritu de Equipo”.

Para mí, fue una experiencia muy positiva, en la que me hizo reflexionar y valorar sobre todo los recursos que tenemos a nuestro alrededor. Un gran aprendizaje: sencillo, práctico y divertido. Además podré utilizar en mi día a día. GRACIAS POR ESTA ACTIVIDAD.”

Para ver lo que significó para mi la actividad creo que sólo había que mirarme esa tarde, mi sonrisa se mantuvo permanente hasta que me acosté esa noche. Sin duda fue una de las mejores experiencias que he vivido en mucho tiempo, fue inspirador. Sirvió para devolverme a la realidad, para darme cuenta de que “mis problemas” no son problemas si no asuntos por resolver. Por momentos fue como si volviese a mi infancia, donde mi única preocupación era disfrutar, sin barreras……CHAPÓ…GENTE GRANDE….Gracias por este regalo Paola, Cora, Pedro, Elena y demás personas que hayáis participado en la gestión del evento. Sin duda una experiencia que jamás olvidaré. Me encantaría volver a vivir una experiencia igual…sin duda algo a tener en cuenta para futuros eventos.”

“Comentarte que la actividad fue genial y lo que viví es que muchas barreras se pueden superar adaptándote a tus posibilidades pero siempre que tengas una ayuda, ese esfuerzo / barrera será mucho menor. También me marco el ejercicio de la eliminación el cual muestra de forma clara el efecto que produce dejar a alguien de lado o excluirle de una actividad (sugiero que en ciertas actividades de nuestro departamento contemos con las voces / ideas de todos los miembros interesados en participar ya que a cada uno le puede aportar crecimiento dichas actividades) y quiero agradecer a las personas que han hecho posible esta actividad la cual nos ha alimentado de valores que nos hacen reflexionar, además de habernos permitido compartir una experiencia común en la cual todos nos hemos divertido.“ 

“Algo que has vivido: un momento único . Algo que has aprendido: que por muchas barreras que pueda haber, todas pueden superarse y si te rodeas con la gente adecuada, aun mas. Algo que recordarás para tu vida personal y laboral: la sonrisa de mis compañeros y de los chavales de ENVERA. Algo que deseas sugerir mejorar: que todos aportemos un grano de arena para que la sociedad en particular y la humanidad en general sea mas solidaria y humana. Algo que deseas agradecer: a Elena en primer lugar por haber apostado por la primera actividad social en equipo desde que existe el sitex; a Amadeo por la inconmensurable labor de todos estos años junto a las personas que le rodean y que entregan su vida a esta causa; a mi equipo sitex por haber puesto todo de su parte para compartir ese momento único; a Helping by Doing & Special Olympics porque sin su gestión nada sería posible.”

“Que los prejuicios se limpian interactuando y que algunos les cuesta mas y a otros menos tiempo. Que es difícil encontrar el equilibrio entre compasión y ayuda.” 

Cuando nadas a contracorriente y recibes estos feedback, te refuerzan aunque lo sabes: que merece la pena nadar; que las dificultades son parte del aprendizaje; que tarde o temprano esa ansiada orilla llegará.

Agradecer a empresas y entidades sociales el sumarse a este proyecto, juntos será mucho más fácil llegar.

Arriba, foto de nuestro embajador Enhamed el cual nos ánima diciendo: “A la temprana edad de ocho años gané la ceguera, circunstancia que me movió a esforzarme por ser independiente.”

Nunca dejar de nadar.

4768-192
¡Bienvenidos al baile de la igualdad entre empresas y entidades sociales!

Un acto generoso es una donación de uno mismo. Es el desprendimiento por un sentimiento de ayuda.

Cuando el mundo empresarial es decir, de organizaciones con fines de lucro realizan este tipo de actos, no son pocas las voces que censuran dichas actuaciones como una acción lucrativa camuflada como una acto de generosidad.  En verdad el no obtener beneficio iría en contra de la filosofía empresarial. Algo muy respetable y diría que imprescindible como empresario que también lo soy.

Por otro lado, ¿creéis que una empresa que no retribuya acorde a sus responsabilidades a sus empleados debe permitirse fomentar el voluntariado corporativo o hacer donaciones?

A mi entender seria incoherente por parte de sus socios o directivos. La verdadera generosidad comienza por uno mismo.

Hace poco di una masterclas en una escuela de negocios, y los propios alumnos hablaban de la RSC como una “tapadera” de cara a la opinión interna o publica.

Intente hacerles ver que hay nuevas fórmulas capaces de vincular con igualdad las necesidades empresariales y sociales. Ni las donaciones, ni las acciones de voluntariado corporativo acababan de convencerles. A mi tal y como hoy en día se suelen realizar, tampoco. Y esto lo digo con conocimiento de causa. El que da el haber creado experiencias de voluntariado en los cinco continentes. Entre otras ideé hace más de diez años el Día Solidario de las Empresas por el cual han pasado cientos de empresas y miles de voluntarios corporativos en España. Ni que decir tiene que del cual me siento muy orgulloso, y se que gracias a esta idea se han realizado cientos de acciones maravillosas a nivel social y empresarial. Pero hace falta dar algún paso más.

“El voluntariado no es un servicio prestado. Es promoción de Derechos. El voluntariado no necesita tu tiempo libre, necesita tiempo liberado para darse entero sin ansiedad. El voluntariado no es un proceso de asimilación, es un proceso de intercambio. El voluntariado es una oportunidad para acercarse a la realidad normal. El voluntariado es el acompañamiento del otro a descubrir que el mundo esta lleno de posibilidades”. Antonio Rivas,  Coordinador de Gestión y Formación de la Fundación Proyecto Esperanza.

Posteriormente invité a mis alumnos a conocer los Eventos y Proyectos Responsables como una innovadora herramienta donde la vinculación entre entidades con y sin ánimo de lucro, encuentran un lugar donde compartir experiencias y alcanzar objetivos de igual a igual. Les hablé de La Pirámide Responsable

“Con los Eventos Responsables queremos hacer propuestas estratégicas, no cosméticas “ Fernando López, Director General de Divertia Smile Company.

Ya no hablamos de donar o regalar tiempo. Hablamos de un compromiso mucho mayor, el que tiene toda acción mercantil donde uno ofrece un servicio y el otro se beneficia del mismo.  Hablamos de que las entidades sociales ofrezcan Eventos o Proyectos Responsables como una nueva vía para obtener fondos y a la vez como apoyo a sus fines sociales. Hablamos de que la empresa pague un precio acorde por dichos servicios.

Un servicio ofrecido por una entidad social tiene el valor diferencial de no solo obtener fondos, sino que a la vez el mismo puede ser un ejercicio de apoyo directo a sus propios fines sociales.

Les hable a estos jóvenes de ejemplos donde mediante Eventos o Proyectos Responsables se lograron objetivos empresariales a través del apoyo a fines sociales.

También les puse en conocimiento de que los Eventos y Proyectos Responsables, son un camino que casi no ha llegado al mundo empresarial y social en España. Las empresas todavía no acaban de apostar por esta nueva estrategia. Durante el pasado año en diferentes conferencias y entrevistas pedí al mundo empresarial español que: ¿porqué no añadían a sus habituales eventos corporativos el apellido de responsable. ? Este ha sido y es nuestro mensaje.

“En el management español hace falta meter los Eventos Responsables dentro de la estrategia de negocio” Ángel Javier Vicente Director de RR.HH del Grupo Cofares.

A los alumnos les tuve que reconocer que en general la empresa no esta habituada a pagar como servicio todo aquello que tenga impacto social. El voluntariado y las donaciones están mas o menos a la orden del día, pero los Eventos y Proyectos Responsables donde se paga por el valor de los servicios prestados, donde se habla de igual a igual, donde se parte de un claro breafing para conseguir objetivos empresariales, no.

Igualmente las entidades sociales tampoco están habituadas a vender sus fortalezas como servicios. Muchas veces he sentido que las entidades sociales son esas personas que están alrededor de la pista para ver si alguien tiene la caridad de sacarlas a bailar. Me he sentido como el “feo o la fea” que se alegrá cuando una empresa te saca a bailar y nos vienen a visitar a través de jornadas de voluntariado para luego no volver a verte nunca jamas. O nos hacen una pequeña donación a cambio de una campaña de publicidad. Esto no esta bien, y mucho más cuando se entra en contacto con personas más desfavorecidas socialmente.

Hay entidades sociales que delimitan y mucho el voluntariado corporativo ¡bravo por ellas!. Han decidido salir de esa pista de baile y hacerse valer. Ya no bailan con todos o todas. Quien quiera bailar con ellos o ellas deben aportar un verdadero valor a sus fines fundacionales.

“Si la RSC fuera parte integral de la empresa, habría mucho más impacto social y empresarial, sería un ganar-ganar” Marta Ripollés, Subdirectora General del CEE de la Fundación Prodis.

También hay empresas que empiezan a vislumbrar que la verdadera responsabilidad social pasa por pagar por los servicios prestados por una entidad social. Hacer una actividad prácticamente con todo tu capital humano y pagar al neto por los meros costes de producción no es valor compartido. ¿Sabes que estas movilizando el trabajo de los trabajadores de las entidades sociales para tu exclusivo beneficio?.

Vamos camino de cuatro años nadando contracorriente, trabajando con empresas y entidades sociales. Poco a poco van llegando resultados, tenemos bonitos testimonios de empresas como Danone, Coca-Cola, Cofares, Universidad CEU, L´Oréal o Amgen y de entidades sociales como Down Madrid, Fundación Gil Gayarre, Fundación ONCE, Asociación Barró o Asociación La Rueca.

Nadar contracorriente es una experiencia de fe inigualable, un aprendizaje continuo y una satisfacción indescriptible cuando se consiguen los primeros logros.

¡Bienvenidos al baile de la igualdad entre empresas y entidades sociales!

Antonio Mateo Santana – Director Ejecutivo – The Helping by Doing Foundation

The Helping by Doing Foundation
Facebook
Últimos Tweets
-