Posts Tagged : Pirámide Responsable

46144270_2077199282319717_1163926138532134912_n
#igualdaddeplanos “Igualando el impacto entre el mundo social y empresarial”

Desde niños culturalmente nos han enseñado a interactuar con lo más desfavorecidos desde un único plano, la donación; ya sea en dinero, materiales o de nuestro propio tiempo (voluntariado).

La donación es mágica, ya que produce un tremendo bienestar desprenderse de algo nuestro en favor de otros que además lo necesitan y lo reciben con inmensa gratitud.

En el mundo empresarial se sigue usando este único plano, el cual permite que numerosas entidades sociales puedan tener un respiro para lograr sus fines. Más que un respiro diría que les permite continuar con su indispensable labor. Las donaciones son imprescindibles.

juan-mezo

juan-angel-poyatos

Dentro de las donaciones, cuando la entrega se hace de manera personal (voluntariado), surgen mayores impactos empresariales.  Juan Ángel Poyatos Fundador de Voluntare, nos decía hace unos días en la III Pirámide ResponsableHoy por hoy, no se concibe una empresa que pretenda ser referente y que no tenga un programa de voluntariado. El 81% de los voluntarios desarrollan competencias como innovación, adaptación al cambio, liderazgo, trabajo en equipo, …”. Sin ninguna duda el voluntariado es un paso indispensable al poner en contacto el mundo social y empresarial. 

El voluntariado corporativo es el mejor campo de cultivo para lo que está por llegar.

Pero como en toda relación, ya sea de pareja, familia, amigos o compañeros de trabajo, la desigualdad de planos provoca una dificultad de comunicación, de relación al haber uno que da y otro que recibe, como la hay entre el que manda y el que obedece, entre el responsable y el empleado, o el que enseña y el que aprende. Cuando uno se siente en deuda con el otro, o uno depende del otro, cuando el balance de una relación se inclina notablemente en una sola dirección, se limita toda relación.

Por ello nuestra Pirámide Responsable nos propone un nuevo plano, el de la #igualdaddeplanos donde al mundo social se le da la oportunidad de liderar. La #igualdaddeplanos nace en los llamados Eventos y Proyectos Responsables.

Desde la #igualdaddeplanos surge un compromiso duradero y del mismo nacen las mayores oportunidades de inclusión. Tratar de igual a igual es la mejor manera de encontrarnos.

javier-vicente

marta-ripolles

La #igualdaddeplanos es la oportunidad para el mundo empresarial de descubrir aprendizajes de quien trabaja con los más desfavorecidos y de darle voz a los mismos. Es la oportunidad para el mundo social de generar nuevos recursos poniendo en valor sus habilidades.

Desde la #igualdaddeplanos conseguimos objetivos empresariales a través del apoyo a fines sociales. Igualando el impacto entre el mundo social y empresarial.

piramide_completa_impacto

ana-almarza

vanesa-soler

Realizar un Evento y Proyecto Responsable lo igualo al desarrollo que tiene todo producto ecológico.

He realizado eventos corporativos muy complejos en los cinco continentes, en desiertos como el de Wadi Rum, Sahara o el Valle de la Luna en Chile, he diseñado largos rutómetros por Jordania o Guatemala y divertidas gymkanas en ciudades como Delhi, Dresden, Buenos Aires, Rio de Janeiro o Nueva York, o arriesgadas actividades como en el Rompehielos Sampo del mar Báltico,  o de supervivencia en el estrecho de Magallanes o en el Amazonas.

Dicho esto, os puedo asegurar que un Evento o Proyecto Responsable tiene mayor complejidad que cualquiera de los anteriormente mencionados al tener que vincular e igualar el objetivo empresarial al fin social.

Pero debido al inicialmente comentado aprendizaje cultural, las empresas y el mundo en general no están habituados a pagar por generar un impacto social. Desaprovechando las virtudes que dichos impactos generan a sus beneficios empresariales.

El valor de un Evento o Proyecto Responsable es como el del cualquier producto ecológico, cuestan dinero si, pero como dichos productos son mucho más saludables (rentables).

image001

francisco-alcaide

La actual no implantación de Eventos y Proyectos Responsables hace que estemos desaprovechando el compromiso y las mayores oportunidades de tratarnos de igual a igual, de dejar liderar a quien más necesita hacerlo. Y además mejorar nuestra cuenta de resultados.

En el año 2000 me encontré con la enorme dificultad de hacer ver al mundo empresarial en España del valor que el impacto social produce en sus objetivos empresariales. Por ello acabe ideando el Día Solidario de las Empresas donde miles de personas y cientos de empresas a través del voluntariado han comprobado sus beneficios durante la ultima década.

Hoy al alba del año 2019, me encuentro con que el voluntariado ya es una apuesta firme y los Eventos y Proyectos Responsables son la nueva asignatura pendiente. Para ello hemos creado la Pirámide Responsable como un foro, un observatorio desde el cual dar el liderazgo el mundo social para lograr la tan ansiada #igualdaddeplanos.

macarena-gasalla

eric-mottard

Por ultimo invitar a empresas y entidades sociales a ser parte de este foro,  a ser palanca de la #igualdaddeplanos a crecer conjuntamente en los cuatro escalones de la Pirámide Responsable: Donaciones, Voluntariado, Eventos Responsables y Proyectos Responsables.

Para:

  • Mejorar la productividad de empresas y entidades sociales a través del compromiso y trato de igualdad de planos.
  • Generación de oportunidades al fomentar el desarrollo de habilidades, la retención del talento y la empleabilidad con nuevos modelos de gestión.
  • Aumentar la competitividad vinculando objetivos empresariales al logro de fines sociales.
  • Ser referencia por las buenas prácticas corporativas en gestión de personas

Cuanto mayores sean los medios para realizar donaciones y voluntariado, mayores probabilidades tendremos de realizar eventos y proyectos responsables.  

Si queréis ser parte, no dudéis en escribirnos a amateo@helpingbydoing.org y os mandaremos la información.

antonio-mateo-2antonio-mateo-5

Antonio Mateo Santana – Fundador de Helping by Doing.

17157553_1379596298746689_7916051755153924340_o
14 de Noviembre – III Pirámide Responsable: Invitamos a líderes del mundo social y EMPRESARIAL a ser parte de una recíproca innovación.

¿Qué ganan las empresas con la innovación social?

Las empresas son las terceras que han llegado a la innovación social, después de las Administraciones públicas y el mundo no lucrativo. Ahora están llegando con fuerza las empresas, con dos vías posibles. La primera, más tradicional, es a través de la acción social: contribuir con sus beneficios a responder a retos sociales y medioambientales, que deciden abordar junto a la Administración pública o a las ONG. La segunda vía es más novedosa: una empresa considera que puede dar respuestas a estos retos desde el mercado y pone la innovación en relación con estos retos. En el primer caso no se busca rentabilidad, sino que es un planteamiento que forma parte de la tradicional responsabilidad social corporativa. En el segundo, en cambio, se va hacia la innovación social desde la cuenta de resultados, con implicaciones muy importantes. En este caso, se trata de hacer que sus productos sean más innovadores socialmente. Es decir, más sostenibles, con mejor contenido social… Intentan aunar innovación social con eficiencia. Ignasi Carreras Director del Instituto de Innovación Social de la escuela de negocios Esade. Artículo de Pere Rusiñol en el Diario.es.

He querido comenzar con esta pregunta del articulo “Una empresa responsable es, a la larga, más competitiva” nos da muchas claves.

Con permiso  del profesor Carreras quiero incluir una tercera vía, no se si todavía más novedosa, lo que si sé, es que en España está por implantar. ¿Y si fuéramos pioneros? por liderar.

Es la del igual a igual, la que nos ofrece poder trabajar desde la igualdad de planos. Cuando trabajamos desde la primera vía la más habitual que es la donación de dinero, materiales o tiempo, uno se desprende de si mismo o de sus cosas para ayudar al otro, pero estamos situándonos en planos diferentes. El plano del que ayuda, y el plano del que es ayudado. Cuando existe la igualdad de planos (tercera vía) el desprendimiento es mutuo con lo cual el crecimiento es compartido, ambos dan y reciben por igual. Y solo desde la igualdad surgen las verdaderas oportunidades y compromiso. Solo desde la igualdad de planos la inclusión, la reinserción se hará una cotidiana realidad. 

¿Cómo se conseguir objetivos empresariales mediante el apoyo a fines sociales? 

Hemos creado un foro “La Pirámide responsable” donde hablar de todo esto. Invitamos a líderes del mundo social y EMPRESARIAL  a ser parte de una recíproca innovación.

El aforo es limitado

¡REGÍSTRATE AQUÍ!

REGISTRO – III Pirámide Responsable – Líderes estratégicos, no cosméticos

 cartel22

cartel1
Evento: III Pirámide Responsable – Líderes estratégicos, no cosméticos

Disponemos de 300 butacas para LÍDERES de organizaciones del mundo empresarial y social.

#IIIPiramideResponsable 

Objetivos:

  • Mejorar la productividad de empresas y entidades sociales a través de una nueva forma de trabajar basada en el compromiso y trato de igualdad de planos entre el mundo social y empresarial.
  • Implantar nuevos modelos de gestión a través de eventos y proyectos responsables,  para generar el máximo de oportunidades fomentando el desarrollo de habilidades, la retención del talento y  la empleabilidad.
  • Ser más competitivo mediante la vinculación de objetivos empresariales al logro de fines sociales.
  • Ser un referente en el mercado por las buenas prácticas corporativas en materia de gestión de personas.
  • Impulsar la cooperación entre empresas y entidades sociales.

cartel22

 

El aforo es limitado

¡REGÍSTRATE AQUÍ!

REGISTRO – III Pirámide Responsable – Líderes estratégicos, no cosméticos

34388187_1835936116446036_756453657628639232_n
DEMOSLE TOTALMENTE LA VUELA AL CALCETIN DE LA RSC

En general, llevamos trabajando años casi exclusivamente en dos escenarios dentro de la RSC, las donaciones y el voluntariado corporativo. En ambos casos hay diferentes propuestas: concursos, jornadas de voluntariado, pro bono, premios …

Ambos tienen un denominador común nada favorable: se sitúan desde en un plano diferente el mundo social y empresarial.

Aun así, los dos escenarios comentados son importantes para el apoyo al mundo social, eso es indiscutible. Pero hay que buscar nuevos espacios a mi entender “más saludables” desde donde el mundo social y empresarial se sitúen en un mismo lugar.

Mi propuesta es que compartamos el mismo plano con los más desfavorecidos, para que sea un lugar de encuentro, de plena igualdad, de mismos derechos, de aprendizaje mutuo y de oportunidades, todo en ambos sentidos. Dejemos también liderar a quien normalmente tiene menos oportunidades.

No me gustan esos concursos de posibles donaciones donde cientos de entidades sociales presentan sus proyectos, para ver si la plantilla de una empresa decide votarte. Me recuerda a esos bailes de salón donde hay un feo o fea que esta esperando desesperado/a a que alguien lo/la saque a bailar.

No me gusta que las entidades sociales acepten organizar visitas puntuales de grupos de voluntarios corporativos sin coste alguno, con la esperanza puesta en tocar conciencias y a lo mejor así obtener algún beneficio.

Las donaciones y el voluntariado corporativo son solo un medio para llegar a cotas más altas, nunca un fin.

Pasemos de las donaciones y el voluntariado corporativo a eventos y proyectos responsables en igualdad de planos, vinculando objetivos empresariales a través del apoyo a fines sociales. 

El gran reto de las entidades sociales es generar recursos propios. Es tener la capacidad de proponer eventos o proyectos responsables capaces de aportar al mundo empresarial valores diferenciales. ¿Como identificarlos? al trabajar con personas con mayores dificultades se desarrollan unas formaciones, unas experiencias, unos aprendizajes de un valor incalculable para el mundo empresarial.

A las empresas las preguntaría: ¿Si en una mano pones tu dinero y en la otra tu tiempo y los lanzaras al aire? ¿hacia donde irían?

Hacia donde vayan, es el camino hacia donde tienes puesta toda la estratégica de tu empresa.

Y ahora te pregunto ¿cuanto tiempo y dinero dedicas a tu RSC?
El gran reto del mundo empresarial es utilizar de manera estratégica su RSC.

El reto de ambos mundos está en trabajar juntos de igual a igual empresas y entidades sociales. Desde el mismo plano. Desde la prestación de servicios. Donde el mundo empresarial aprenda del gran valor que le puede aportar el mundo social, reforzando al unísono los objetivos empresariales y los fines sociales.

A mi entender este es el verdadero valor compartido. Nunca lo será mientras estemos situados en planos diferentes. Trabajar a través de lo social es lo más saludable que puede hacer por si misma una organización empresarial.

Trabajar desde el mismo lugar ofrecerá infinitas posibilidades para el crecimiento ilimitado de empresas y entidades sociales. 

Antonio Mateo – Fundador de Helping by Doing

Foro III Piramide Responsable: “Impacto Empresarial de la mano del Impacto Social ”  Octubre 2018

4768-192
¡Bienvenidos al baile de la igualdad entre empresas y entidades sociales!

Un acto generoso es una donación de uno mismo. Es el desprendimiento por un sentimiento de ayuda.

Cuando el mundo empresarial es decir, de organizaciones con fines de lucro realizan este tipo de actos, no son pocas las voces que censuran dichas actuaciones como una acción lucrativa camuflada como una acto de generosidad.  En verdad el no obtener beneficio iría en contra de la filosofía empresarial. Algo muy respetable y diría que imprescindible como empresario que también lo soy.

Por otro lado, ¿creéis que una empresa que no retribuya acorde a sus responsabilidades a sus empleados debe permitirse fomentar el voluntariado corporativo o hacer donaciones?

A mi entender seria incoherente por parte de sus socios o directivos. La verdadera generosidad comienza por uno mismo.

Hace poco di una masterclas en una escuela de negocios, y los propios alumnos hablaban de la RSC como una “tapadera” de cara a la opinión interna o publica.

Intente hacerles ver que hay nuevas fórmulas capaces de vincular con igualdad las necesidades empresariales y sociales. Ni las donaciones, ni las acciones de voluntariado corporativo acababan de convencerles. A mi tal y como hoy en día se suelen realizar, tampoco. Y esto lo digo con conocimiento de causa. El que da el haber creado experiencias de voluntariado en los cinco continentes. Entre otras ideé hace más de diez años el Día Solidario de las Empresas por el cual han pasado cientos de empresas y miles de voluntarios corporativos en España. Ni que decir tiene que del cual me siento muy orgulloso, y se que gracias a esta idea se han realizado cientos de acciones maravillosas a nivel social y empresarial. Pero hace falta dar algún paso más.

“El voluntariado no es un servicio prestado. Es promoción de Derechos. El voluntariado no necesita tu tiempo libre, necesita tiempo liberado para darse entero sin ansiedad. El voluntariado no es un proceso de asimilación, es un proceso de intercambio. El voluntariado es una oportunidad para acercarse a la realidad normal. El voluntariado es el acompañamiento del otro a descubrir que el mundo esta lleno de posibilidades”. Antonio Rivas,  Coordinador de Gestión y Formación de la Fundación Proyecto Esperanza.

Posteriormente invité a mis alumnos a conocer los Eventos y Proyectos Responsables como una innovadora herramienta donde la vinculación entre entidades con y sin ánimo de lucro, encuentran un lugar donde compartir experiencias y alcanzar objetivos de igual a igual. Les hablé de La Pirámide Responsable

“Con los Eventos Responsables queremos hacer propuestas estratégicas, no cosméticas “ Fernando López, Director General de Divertia Smile Company.

Ya no hablamos de donar o regalar tiempo. Hablamos de un compromiso mucho mayor, el que tiene toda acción mercantil donde uno ofrece un servicio y el otro se beneficia del mismo.  Hablamos de que las entidades sociales ofrezcan Eventos o Proyectos Responsables como una nueva vía para obtener fondos y a la vez como apoyo a sus fines sociales. Hablamos de que la empresa pague un precio acorde por dichos servicios.

Un servicio ofrecido por una entidad social tiene el valor diferencial de no solo obtener fondos, sino que a la vez el mismo puede ser un ejercicio de apoyo directo a sus propios fines sociales.

Les hable a estos jóvenes de ejemplos donde mediante Eventos o Proyectos Responsables se lograron objetivos empresariales a través del apoyo a fines sociales.

También les puse en conocimiento de que los Eventos y Proyectos Responsables, son un camino que casi no ha llegado al mundo empresarial y social en España. Las empresas todavía no acaban de apostar por esta nueva estrategia. Durante el pasado año en diferentes conferencias y entrevistas pedí al mundo empresarial español que: ¿porqué no añadían a sus habituales eventos corporativos el apellido de responsable. ? Este ha sido y es nuestro mensaje.

“En el management español hace falta meter los Eventos Responsables dentro de la estrategia de negocio” Ángel Javier Vicente Director de RR.HH del Grupo Cofares.

A los alumnos les tuve que reconocer que en general la empresa no esta habituada a pagar como servicio todo aquello que tenga impacto social. El voluntariado y las donaciones están mas o menos a la orden del día, pero los Eventos y Proyectos Responsables donde se paga por el valor de los servicios prestados, donde se habla de igual a igual, donde se parte de un claro breafing para conseguir objetivos empresariales, no.

Igualmente las entidades sociales tampoco están habituadas a vender sus fortalezas como servicios. Muchas veces he sentido que las entidades sociales son esas personas que están alrededor de la pista para ver si alguien tiene la caridad de sacarlas a bailar. Me he sentido como el “feo o la fea” que se alegrá cuando una empresa te saca a bailar y nos vienen a visitar a través de jornadas de voluntariado para luego no volver a verte nunca jamas. O nos hacen una pequeña donación a cambio de una campaña de publicidad. Esto no esta bien, y mucho más cuando se entra en contacto con personas más desfavorecidas socialmente.

Hay entidades sociales que delimitan y mucho el voluntariado corporativo ¡bravo por ellas!. Han decidido salir de esa pista de baile y hacerse valer. Ya no bailan con todos o todas. Quien quiera bailar con ellos o ellas deben aportar un verdadero valor a sus fines fundacionales.

“Si la RSC fuera parte integral de la empresa, habría mucho más impacto social y empresarial, sería un ganar-ganar” Marta Ripollés, Subdirectora General del CEE de la Fundación Prodis.

También hay empresas que empiezan a vislumbrar que la verdadera responsabilidad social pasa por pagar por los servicios prestados por una entidad social. Hacer una actividad prácticamente con todo tu capital humano y pagar al neto por los meros costes de producción no es valor compartido. ¿Sabes que estas movilizando el trabajo de los trabajadores de las entidades sociales para tu exclusivo beneficio?.

Vamos camino de cuatro años nadando contracorriente, trabajando con empresas y entidades sociales. Poco a poco van llegando resultados, tenemos bonitos testimonios de empresas como Danone, Coca-Cola, Cofares, Universidad CEU, L´Oréal o Amgen y de entidades sociales como Down Madrid, Fundación Gil Gayarre, Fundación ONCE, Asociación Barró o Asociación La Rueca.

Nadar contracorriente es una experiencia de fe inigualable, un aprendizaje continuo y una satisfacción indescriptible cuando se consiguen los primeros logros.

¡Bienvenidos al baile de la igualdad entre empresas y entidades sociales!

Antonio Mateo Santana – Director Ejecutivo – The Helping by Doing Foundation

The Helping by Doing Foundation
Facebook
Últimos Tweets
-